Hablando de drogas con los padres | Tres Tristes Tigres

viernes, 27 de julio de 2007

Hablando de drogas con los padres

Ayer por la noche tuve una "dura" conversación con mi madre sobre las drogas, principalmente sobre los porros. El motivo de esta conversación fue que mi madre encontró una carta en la que me multaban por consumir cannabis en la vía pública, de la cual os hablé en Iniciación de un proceso sancionador (aunque al final solo se quedó en que me quitaban el material, nada más).

Pues bien, para este tema yo veo dos posturas claramente diferenciadas: seguir mintiendo, escondiéndose y poniendo excusas tipo: es que era de un amigo, se lo sujete un momento y me vio la policía... o decir la verdad. Yo opto por decir la verdad, bueno un poco camuflada pero por lo menos no mentir. Si mamá, fumo porros.

Los padres por lo general odian las drogas (menos el alcohol claro) básicamente porque no saben lo que son y se creen la cantinela de porro->raya->pico->yonki. Así que decidí contarle a mi madre los hechos tal y como ocurrieron: lo que estaba haciendo, donde lo estaba haciendo y cómo me vieron los policías. Fue bastante fuerte para ella asimilarlo, no entendía porque andaba con droga en los bolsillos. Mamá para hacerse un porro habrá que llevar la droga en algún sitio. Le expliqué cuales son los hábitos de la juventud hoy en día, que está mucho más extendido de lo que ella cree y que simplemente fumarse un porro entre amigos es como quien va de copas. Es un acto de diversión y distracción temporal aparte de disfrute para el olfato y paladar. ¿Por qué irse de copas no está tan mal visto? Pues porque el alcohol está bien visto socialmente pese lo perjudicial que es. Ojo que yo no digo que los porros sean buenos. Evidentemente esto no es excusa para ella ni para nadie, tampoco traté de ponerle demasiadas excusas, simplemente esta es mi elección y punto. Si tan convencido estoy de lo que hago ¿por qué esconderse? Uno puede pensar que no pasa nada por ocultarle a tus padres que fumas porros y así todos felices pero yo prefiero reconocerlo abiertamente y seguir demostrando a mis padres con el paso del tiempo que sigo siendo una persona normal.

1 comentarios:

tamylee dijo...

A todos nos llegue algún día ese momento, y la verdad es que no se pasa nada bien, por lo menos no en mi caso.

Y sobre lo que dices que con el paso del tiempo verán que "eres una persona normal", creo que lo que pasa es que de alguna forma ellos sienten que los has defraudado, pues no ven las cosas como las vemos nosotros.

Es lo que me parece, seguramente todo se olvidará cuando pasen los días, como pasa siempre...

Publicar un comentario en la entrada