Libros de tapa dura vs libros de bolsillo | Tres Tristes Tigres

sábado, 13 de febrero de 2010

Libros de tapa dura vs libros de bolsillo

Este post puede parecer una tontería, pero mi indignación con los libros de tapa dura me ha animado a escribirlo.

¿Qué preferís vosotros, libros de tapa dura o tapa blanda (de bolsillo)? Yo sin duda los prefiero de bolsillo. Si ponemos en una balanza las ventajas e inconvenientes de los libros de tapa dura y los de tapa blanda en mi opinión gana por goleada los de tapa blanda.

Veamos, los libros de bolsillo son mucho más baratos, alrededor de la mitad de precio en comparación con el mismo libro de tapa dura.
Son más cómodos: se pueden leer en cualquier lado y en cualquier postura. Con los de tapa dura es un poco más complicado, por ejemplo si vas de pie en el bus o metro no es muy cómodo sostener y pasar las páginas de un libro de tapa dura con una mano.

Hoy en día hay dos tipos fundamentales de encuadernación en los libros:
  • Encuadernación en Rústica: Es a la que yo llamo tapa blanda. Es un tipo de encuadernación en la que el el libro, cosido o encolado, está forrado por una cubierta de papel o cartón. Los libros de bolsillo y comics usan este tipo de encuadernación.
  • Encuadernación cartoné: El método usado consiste en cubrir el libro con superficies planas y duras. Estas no se pegan directamente al lomo de los cuadernillos, sino que se unen a éstos a través de guardas y tarlatana.
Yo creo que para lo único que vale la encuadernación en cartoné (tapas duras) es para que los libros "queden bien" en la estantería. Además ¿por qué coño el dibujo de la portada lo ponen en un papel que envuelve el libro y que casi siempre hay que estar colocando? ¿Para usarlo de marcapáginas?

Y tú que prefieres ¿tapa dura o tapa blanda? Aunque quizás prefieras los e-books... En este blog de 20minutos ya reflexionaron sobre el tema hace tiempo.

Entradas relacionadas: 
Las mejores portadas de libros de 2007

15 comentarios:

durru dijo...

Yo prefiero los de tapa dura por múltiples motivos.
Es más agradable leer un libro que no se desmonta con facilidad.
Las guardas se quedan en la estantería guardando el sitio del libro, hasta que acabas de leerlo y vuelve a su sitio.
Un libro encuadernado en rústica aguanta cuatro o cinco lecturas antes de morir, deshojarse, ajarse o como quieras llamarle. Los de tapas duras duran infinito y si se empiezan a desmontar tienen arreglo casi siempre.

Yo pastas duras, a ser posible de círculo de lectores, con el papel más cuidado, un tamaño un pelín más pequeño que las mismas ediciones duras en las librerías y durabilidad casi infinita.

De todos modos lo que quiero ahora es un e-book. Una biblioteca entera en un libro de una sola página, con funda de piel, fácil de llevar en cualquier sitio...

franKeinas dijo...

Hola durru.

Yo también soy del círculo de lectores y me fastidia un montón que no tengan ediciones de bolsillo!!

Miriam dijo...

Yo soy de bolsillo forever, voy directa a la sección y lo que no está ahí es como si no existiera. Para todo lo demás, bibliotecas públicas, gracias!

franKeinas dijo...

Hola Miriam, curiosa coincidencia que esta semana me vuelto a hacer socio de dos bibliotecas municipales. Me cansé de gastar dinero en libos pudiéndolos leer gratis.

Un saludo.

Banyuken.es dijo...

Tienes razón, los de bolsillo son mucho más cómodos. Los de tapa dura son para leer en un sillón orejero junto a la chimenea, una buena ventana, en pleno invierno.

Anónimo dijo...

Bueno...yo soy más bien neutro. Cuando tengo dinero y me lo puedo permitir me compro sin dudarlo de tapa dura. Sin embargo, esos momentos escasean y siempre me los compro de tapa blanda. No me importa realmente, es decir, muchos de ellos no voy a volver a leermelos, de modo que me da igual.
En cuanto a su "tiempo de vida", he de decir que los de bolsillo duran más de lo que uno se piensa. Ayer mismo descubrí en mi casa de campo un libro que databa del 1973, se llama "las mejores historias de ultratumba", y está en perfecto estado. Obviamente, sus hojas están amarillentas y porosas, pero su frágil tapa ha aguantado como un campeón pese a las condiciones en las que ha estado estos últimos 37 años.

Anónimo dijo...

Yo, sin duda, prefiero tapa dura. Me encanta leer y, cada vez que voy a comprarme un libro nuevo, lo miro y lo remiro hasta estar segura de que no tiene ningún desperfecto. Los de tapa blanda son más endebles y, a la mínima que se les da un roce, se fastidia la tapa. No soy de las que se leen un libro y se olvidan de él. El placer de ver tu biblioteca cobrando forma y saber que van a estar ahí durante un montón de tiempo, no es comparable a otra cosa. Leer es un placer que hay que cultivar. Odio dejar libros a los que no saben tratarlos bien. Sólo me decanto por tapa blanda, cuando no hay otra opción. Aunque, mientras se lea, ¿qué más da el formato?. ;)

Anónimo dijo...

Pensaba que yo era un caso raro en esto pero veo diversidad de opiniones.
Decorar una estanteria es el único motivo que veo para comprar tapa dura.

Anónimo dijo...

En mi opinión son los de tapa blanda los que más desventajas representan. Algunos de los precios que se piden por ahi son realmente escandalosos y en muchos casos no valen ni la mitad de lo que el precio dice. Los de tapa dura sabes que te van a durar más y, por tanto, no me molesta pagar de más por ellos. Obviamente, la calidad de encuadernación no es la misma que hace 50 o 60 años, ahora, con la automatización, el efectivo toque de la mano humana casi se ha olvidado, y ello ocasiona bastantes errores en el libro tanto si es de bolsillo como de tapa dura. Sin embargo, como he dicho, siempre tapa dura.

Rafael M.. dijo...

Pues yo tengo muchos de tapa blanda, pero es porque los de tapa dura no se ajustaban a mi bolsillo, ahora que puedo si me los trato de comprar tapa dura; vivo en EU y comprarlos en España sale carisimo, creo que mejor me espero a tener una ida a México..;)

No le veo ningun inconveniente a los de tapa dura, y los de blanda igual y duran bastante.. ;) Saludos.

Anónimo dijo...

A mi me apetece más leer un libro tapa dura que uno de blanda, soy nostálgico. Pero a veces no encuentro los libros que quiero en tapa dura y me tengo que conformar con la blanda, igual que pasa con el idioma, los prefiero en catalán pero cuando no los encuentro los tengo que leer en castellano.

Anónimo dijo...

Yo prefiero los de tapa blanda; son más comodos de sujetar como has dicho; aunque me da bastante igual que sean de una forma u otra...
Y en cuanto a que se estropean rápido y eso... Los mios están en perfectas condiciones, bueno, hasta que se los dejo a alguien, que el libro vuelve a mi con las puntas dobladas, tapas ralladas y hojas con manchas.
También es verdad que cualquier imperfección ya me hace mucha rabia, pero eso es más que nada por que yo los cuido.

Publicar un comentario