Los despertadores al ataque | Tres Tristes Tigres

miércoles, 21 de febrero de 2007

Los despertadores al ataque

Mas de uno (al igual que yo), odiaran los despertadores, esas pequeñas maquinas que interrumpen uno de los placeres mas grandes como lo es sueño.
Pues para desgracia de todos, los despertadores han evolucionado. Y esta vez, vienen dispuestos a hacernos la vida imposible a la hora de despertarnos.
Claro ejemplo de ello, son estos 5 despertadores que presentare a continuación:


Alarma Puzzle: Un despertador que contiene un puzzle de cuatro fichas armado en la parte superior. A la hora de sonar, las fichas salen despedidas por el cuarto, y la única forma de apagarlo es localizar las piezas y ponerlas en su lugar correspondiente.


La Bomba: No sólo hay que soportar el estridente y bastante realista estallido de una bomba. Para desactivar el ruidoso aparato, hay que atar tres cables de diferentes colores en el orden correcto, orden que el despertador elige y cambia cada día.


El Reloj Volador: Tiene una bonita hélice en su parte superior, que sale disparada a la hora de despertar. El que quiere apagar este aparato, debe encontrar la hélice donde haya caído, o atraparla en el aire, y volverla a poner en su lugar original.


Clokcy: Este despertador está equipado con ruedas, y cuando suena se pone en marcha, logrando bajar de la mesa de noche y deslizarse por los distintos rincones de la habitación, y hay que atraparlo para que deje de sonar. Además de un efectivo despertador, asegura unos buenos minutos de sano ejercicio al día.


Alarma Gallinero: Cuando suena, el aparato comienza a expulsar huevos de su interior, los que pueden caer dentro de una cesta especialmente diseñada para recibirlos, pero también pueden caer fuera y rodar por la habitación. Para lograr que la alarma se detenga, hay que juntar todos los huevos y volver a colocarlos dentro del reloj.

Los diseñadores de relojes con despertador se las ingeniaron para lograr una serie de artefactos más efectivos a la hora de levantar a los mortales. Mecanismos complejos, desafíos intelectuales o motrices, y sonidos estremecedores caracterizan a estos aparatos.
Pero la verdad, no se si tendrán mucho éxito. Por mi parte yo me quedo con el clásico "bip bip", que es mas fácil de dominar. Un saludo y hasta otra.

2 comentarios:

Tamylee dijo...

Vaya con los inventos!Yo tengo clarísimo que no me los compraría pues durarían menos de lo que canta un gallo... Yo me quedo con el despertador de mi móvil que me llega de sobra...

Anónimo dijo...

Odio los despertadoreeeeeeeees

Publicar un comentario en la entrada