Leyendas urbanas: El Mensaje Subliminal de las palomitas | Tres Tristes Tigres

lunes, 12 de octubre de 2009

Leyendas urbanas: El Mensaje Subliminal de las palomitas

Los mensajes subliminales son estímulos enviados con la intención de que nuestra consciencia no los capte, en cambio, se pretende que los detecte nuestro subconsciente. Se emplean diversas técnicas a la hora de transmitir mensajes subliminales para que nuestra conciencia no 'se de cuenta', tales como una brevísima duración del mensaje (por ejemplo en las imágenes) o una bajísima intensidad (en los sonidos).

Si hay un mensaje subliminal que se ha hecho famoso es el de la Coca-Cola y las palomitas en el cine. Yo lo he escuchado desde pequeño y siempre lo he dado por cierto. Os cuento la historia:

palomitas y coca-colaEn 1957 el publicista James M. Vicary anunció el resultado de un notable experimento que demostraba que los estímulos subliminales ejercían una fuerte influencia sobre el comportamiento de compra de las personas. El experimento consistió en exponer secretamente a los asistentes de un cine de Nueva Jersey a los mensajes subliminales "bebe Coca-Cola" y "come palomitas" mientras veían la película. Estos mensajes se hicieron aparecer en la pantalla mediante un proyector de alta velocidad diseñado por el mismo Vicary, cada exposición duraba 3 milésimas de segundo.
El resultado del experimento fue que las ventas de Coca-Cola aumentaron un 18% y las de palomitas un espectacular 58%. El anuncio de Vicary causó un gran revuelo entre público y políticos.

Bien, ¿cuántos de vosotros habéis oído esta historia? Seguro que muchos.
No cabe duda de que los mensajes subliminales son empleados frecuentemente hoy en día, sobretodo en la publicidad y en especial con el tema del sexo. Están empeñados en ponernos cachondos sin darnos cuenta, os pongo dos ejemplos conocidos de dos marcas que siempre se hacen la competencia la una a la otra:

Pepsi SEXEn esta de Pepsi, es evidente el mensaje que aparece si colocamos estratégicamente una lata encima de la otra. Estas latas surgieron en una campaña que lanzó Pepsi en el verano de 1990 pero el portavoz de Pepsi afirmó que se trataba de una coincidencia. Coincidencia o no yo no creo que un mensaje así pueda animar a alguien a tener sexo. (+info en Snopes.com)






Sex in Coca ColaMás famosa es todavía esta imagen de Coca-Cola. El original es un poster diseñado en los 80' para publicitar la famosa bebida. El 'mensaje subliminal' se encuentra oculto en uno de los cubitos de hielo pero al parecer fue todo idea del diseñador gráfico que dibujó la imagen. Cuando Coca-Cola se enteró lo despidieron inmediatamente. (+info en Snopes.com)


Después de haber visto estos dos ejemplos volvamos al tema inicial del mensaje oculto de las palomitas y la Coca-Cola. ¿De verdad creeis que fue real? Pues NO. En 1962, en un reportaje que la revista Advertising Age le hizo a James Vicary este explicó como su esperimento se había filtrado a la prensa antes de tiempo. Él solo había reunido una cantidad mínima de datos para solicitar una patente y admitió que sus investigaciones habían sido demasiado pequeñas para ser significativas. Es más, de lo único que está orgulloso Vicary es de poner en uso una nueva palabra: mensaje subliminal (Información extraída del libro Rarología de Richard Wiseman). Snopes.com también desmiente la leyenda urbana.

El tema de los mensajes subliminales me parece muy interesante, de hecho, se merece que haga otro post entero con ejemplos de mensajes subliminales. Pero una cosa bien distinta es que crea que tienen algún tipo de influencia sobre nosotros. De hecho la publicidad usa mensajes mucho más directos para asegurarse de que nos damos cuenta del mensaje que quieren transmitir. Si no echadle un vistazo a las portadas de las revistas de cualquier kiosco ¿por qué nos quieren poner cachondos?
Entradas relacionadas:
5 grandes ilusiones sonoras
El poder de la música

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Uno de los principales objetivos de la publicidad (q no el único), es incrementar las ventas. Para ello, lo primero q debe hacerse es conocer en profundidad al público al q va dirigido el anuncio para así poder captar su atención. El hecho de q la gran mayoría de los productos q van destinados a los hombres recurra al sexo, es pq los vosotros os dejais llevar mucho más q las mujeres por los estímulos visuales, razonais menos, ya sabes el dicho: "los hombres no piensan con la cabeza..."
Almu

franKeinas dijo...

Po zi Almu, pero el tema es si la publicidad subliminal influye en algo, porque la no subliminal está claro que sí influye. Si por ejemplo veo un cartel de una cerveza sujetada por una tía en pelotas desde luego me fijaré un buen rato en el cartel...

Paco Bailac dijo...

La publicidad, orquestada hacia el consumo, es un "arma" destacada de nuestra sociedad consumista.

pacobailacoach.blogspot.com

Calderas Ferroli dijo...

si no fueran asi no existiera la palabra subliminal

Anónimo dijo...

Yo estudio ciencias de la comunicación y he hecho mucha publicidad. Mi profesor nos dijo claramente que la publicidad subliminal (entendiendo con la palabra al experimento de Vicary) no existe. ¿Por qué? Porque si nuestros ojos no pueden captar la imagen, nuestra mente tampoco. Es decir, la imagen no llega al cerebro. Así de simple.

Lo que actualemente se llama publicidad subliminal es la que captamos de manera inconsciente (sin experimentos extraños) sin saber que es publicidad propiamente dicha. Es decir, cuando vemos una serie de televisión y los personajes se pasan medio capítulo bebiendo coca-cola o solo usan portátiles MAC. Este tipo de publicidad (emplazamiento) es legal en España desde 2010.

Pablo Franco dijo...

Hola anónimo 7.
Tienes toda la razón. Los mensaje subliminales que no vemos creo que difícilmente nos pueden influir. Al menos no se ha probado científicamente.
Pero como tu dices la publicidad encubierta, que en el cine actual ya cansa, lamentablemente nos influye más de lo que creemos.

Saludos y gracias por tu comentario.

Publicar un comentario en la entrada