¿Sufren las mujeres de eyaculación precoz? | Tres Tristes Tigres

sábado, 4 de julio de 2015

¿Sufren las mujeres de eyaculación precoz?

Entrada patrocinada.

A día de hoy, los avances en el campo de la medicina han propiciado que muchas disfunciones sexuales en el hombre puedan ser tratadas con un gran gama de productos. Sin embargo, la mujer sigue sin tener un hueco en esa industria de fármacos contra la impotencia o el la eyaculación precoz.

Aunque parezca sorprendente, se sabe que el orgasmo prematuro también se da en mujeres, aunque con características propias a su fisonomía particular. El cuerpo femenino no está preparado para expulsar ningún tipo de líquido reproductor, ya que lo que albergan los ovarios son las células con las cuales los espermatozoides pueden crear vida. Por contra, durante el coito, en los instantes cercanos a la excitación máxima, la mujer puede despedir fuera de la vagina cantidades importantes de fluidos que tienen como función el lubricar correctamente y ayudar al movimiento del pene dentro de la misma. Si durante el inicio de ese transcurso, en un tiempo muy corto desde el inicio del sexo, ella tiene un orgasmo precoz, certificamos que está teniendo una disfunción en su comportamiento sexual parecida a la del hombre.

Eyaculación precoz mujeres


UN PROBLEMA MÁS COMÚN DE LO QUE SE PIENSA

A pesar de que se conoce menos, la eyaculación precoz en mujeres tiene un alto nivel de incidencia. Dado que siempre se le ha dado mayor importancia a las disfunciones sexuales del hombre, se conocen de manera poco extensa todos los factores que pueden desencadenar esta irregularidad del funcionamiento sexual en ellas.

De forma reciente se ha llevado a cabo un estudio en Portugal con el que se ha concluido que el 40% de las 306 mujeres que se sometieron a él (las cuales oscilaban entre los 18 y los 45 años de edad) tenían orgasmos prematuros. Y que el 3% de las mismas lo consideraban un serio problema en su bienestar sexual.
De todas formas, como hemos señalados estos datos continúan siendo demasiado pocos como para poder confirmar las suposiciones con las cuales se pueda solventar una disfunción sexual que está presente en entre la población femenina. Todavía se están estableciendo las teorías con las cuales poder explicar los motivos por los que se produce, como el estrés por llegar al orgasmo, la timidez, la inseguridad, los traumas sexuales, etc. Hay hipótesis que apuntan a la hipersensibilidad genital como uno de las causas. De igual forma, también hay sospechas sobre el desequilibrio hormonal, la menstruación irregular y los problemas cardiovasculares.

¿QUÉ HACER CUANDO APARECE EL PROBLEMA?

Aquellas mujeres que tienen orgasmos precoces tienen más posibilidades de caer en depresión, tener cambios repentinos de humor, sufrir angustia o neurosis en su vida diaria. Esto afecta directamente a la vida en pareja, dado que el sentimiento de culpa y la inseguridad por no rendir correctamente en la cama pueden provocar un bache insalvable entre ambos.

Cuando los indicios de que existen estos trastornos, lo primero que hay que hacer es no minar aún más la confianza. Hay que contar abiertamente el problema antes de que termine siendo un trauma. La eyaculación precoz femenina debe tratarse al igual que se haría con otros problemas. Dado que puede tener origen psicológico, lo más adecuando es acudir en pareja a la consulta de nuestro médico de confianza. A pesar de que no existen fármacos que puedan solventar este problema, lo que sí podemos lograr con ayuda es el retrasar la llegada del orgasmo y su duración.

¿Y cómo es posible lograrlo? Detallamos algunos consejos con los que poder reeducar nuestra sensibilidad en el momento del sexo:

  • Bajar el ritmo. Fuera prisas.
  • Incorporar juegos preliminares.
  • Explorar tu cuerpo para conocer tus límites y tiempos.
  • Ejercitar los músculos de la vagina y pelvis.
  • Informa a tu pareja durante el encuentro sexual, para que te ayude a retrasar el orgasmo.

Como hemos señalado antes, no hay ningún medicamento en el mercado que haya sido aprobado, por el momento, para tratar este problema. Pero sí hay ciertos remedios naturales en farmacias y herboristerías que colaboran a la hora de calmar los estados ansiosos, enemigos que dificultan el estado ideal con el que afrontar las relaciones íntimas. El buen ánimo y el optimismo son cruciales para superar los cambios en los comportamientos sexuales. Si además contamos con el apoyo de un sexólogo, podremos concretar mucho mejor cuál es el método más efectivo para nuestro caso particular.

Fuente: es.meds4all.com

Entradas relacionadas:
El sexo como nunca lo habías visto
Los cereales, Kellog's y la masturbación

2 comentarios:

Rebeca Santos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rebeca Santos dijo...

es igual un problema grave en cual deve ser tratado por un especialista y por un ginecologo especialmente

Publicar un comentario en la entrada