La utilidad de una huelga general | Tres Tristes Tigres

miércoles, 28 de marzo de 2012

La utilidad de una huelga general

huelga general 29 marzo reforma laboral
El próximo 29 de Marzo tendrá lugar en España la novena huelga general en tiempos de democracia. Una vez más se convoca debido a una reforma laboral impuesta por el gobierno, en esta ocasión, creo que es una de las reformas más radicales que se quieren llevar a cabo. La gente mostró su desacuerdo con numerosas manifestaciones por todo el país.

Pero el motivo por el que escribo no es para protestar sobre esta reforma, pese a que estoy en contra, sino para mostrar mi profunda decepción por la actitud que percibo de como afrontan algunos la huelga.
Estos días los trabajadores se preguntan entre sí si acudirán o no a la huelga. Muchos actuarán en función de lo que hagan los demás por miedo a que tenga alguna consecuencia en su empresa. Es esta la circunstancia que me entristece.

Los españoles tenemos muy pocas oportunidades de dialogar con el gobierno, una es votando por ejemplo y otra es ejerciendo el derecho a la huelga cuando no estás de acuerdo con las condiciones laborales que te imponen. Es algo independiente de la empresa en la que trabajas, tiene que ser respetado este derecho. Pero mucha gente se siente o cree sentirse coaccionada por sus empresas para trabajar también ese día. Tienen miedo de lo que puedan pensar sus jefes, que estos a su vez tampoco acuden a las huelgas porque tienen que dar ejemplo en su empresa  y están altamente influenciados por la cúpula de sus empresas. Si la mayoría no acude a la huelga ellos tampoco lo harán. Además, tal y como están los tiempos es mejor no arriesgarse, se dice mucho últimamente. Qué pena que exista este miedo.

¿Si no estamos de acuerdo con el gobierno por qué no se lo hacemos saber? Si muchos españoles acuden a la huelga puede ser una oportunidad de dialogar con el gobierno para cambiar algo. Ya ha funcionado en otras huelgas generales. Es una pena que en muchos casos esta opción se vea influenciada por ese miedo laboral, que nos hace resignarnos y nos acostumbra a aceptar cualquier reforma que tomen los políticos, aunque luego despotriquemos en casa.
Aquí cada uno salva su pellejo "por si las moscas", "no me quiero arriesgar" dicen otros. Yo creo que aquí ganan todos menos los currantes. El gobierno impondrá su reforma laboral y los empresarios se benefician de muchos puntos de la reforma y de que sus trabajadores no acudan a la huelga. Y nosotros aceptamos lo que digan unos y otros.

La decisión de ir o no a la huelga debería ser en función de si estás de acuerdo con lo que plantea el gobierno, nada más. Claro que habrá algunos que digan que no se lo pueden permitir (por no cobrar ese día). Cada uno sabrá, allá con su conciencia.

Entradas relacionadas:
Reflexión resultados 20N

3 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada