Equilibrio acido-alcalino en la alimentación | Tres Tristes Tigres

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Equilibrio acido-alcalino en la alimentación

Hace ya más de tres años mi cuerpo me pidió un cambio en mi alimentación. Poco a poco comencé a informarme leyendo libros, blogs, revistas y todo lo que encontraba relacionado con una alimentación saludable. Pero sobre todo probaba en mi mismo con nuevos alimentos, nuevas formas de combinar los alimentos, de cocinarlos, rechacé algunos que me hacían daño (no es fácil darse cuenta de esto), etc.

Dejé constancia de mi primer paso buscando una forma de comer más sana en la entrada La Trofología: Cómo combinar los alimentos. A día de hoy sigo teniendo esto muy en cuenta pero no me obsesiono si no combino a la perfección todos los alimentos que ingiero (ya que es practicamente imposible para una persona que viva en una sociedad occidental).
Seguí probando e informándome y un año más tarde escribí La Paleodieta: Cómo debe alimentarse el ser humano. A día de hoy me sigue pareciendo la forma más lógica de alimentarse y, adaptada a mi modo de vida, intento alimentarme de esta manera.

equilibrio acido alcalino alimentos
Foto de Fabrisa
Pues hoy quería dejar constancia de otro tema muy importante a la hora de comer: el equilibrio ácido-alcalino. No es que sea algo nuevo para mi ya que tengo en cuenta que alimentos son ácidos y cuales alcalinos desde hace tiempo, pero quería dejar constancia de ello con esta entrada y escribir así, junto a los otros dos anteriormente mencionados, un tercer artículo básico para llevar una alimentación saludable.

El equilibrio entre la acidez y la alcalinidad es básico para la vida. Por tanto es muy importante controlar lo ácidos o alcalinos que son los alimentos que ingerimos, ya que así de ácido o alcalinos estarán nuestra sangre y tejidos corporales.
Esto se mide mediante el ph, de 0 a 7 es un ph ácido y de 7 a 14 se considera un ph alcalino. El ph 7 es neutro.

Equilibrio acido alcalino alimentos

Nuestro cuerpo necesita para vivir saludablemente un ph ligeramente alcalino, entre 7,35 y 7,45, fuera de estos valores la vida se vuelve cada vez más complicada. Para mantener este equilibrio, el cuerpo humano tiene algunos recursos pero cuando los agota aparece la acidosis (exceso de acidez) o alcalosis (exceso de alimentos alcalinos).

Además de la alimentación, también hay otros factores que influyen en nuestro nivel de ph, como por ejemplo un exceso de ejercicio (produce acidosis), problemas digestivos, el extres y hasta la calidad del aire que respiramos.

¿Que ocurriría si nuestra sangre se volviese ácida o alcalina?

En caso de necesidad -sea por exceso de ácidos o por carencias de alcalinos- debe recurrir a la reserva alcalina de huesos, dientes, tejidos y humores con el objetivo de restablecer el vital equilibrio ácido-básico.
El excedente de ácido provoca inflamaciones en los tejidos (piel reseca y roja), desmineralización, formación de depósitos (cálculos), encías inflamadas y sensibles, acidez estomacal, inflamaciones intestinales, incremento de sensibilidad al frío y al dolor y en general una reducción de las defensas del organismo.

Hay que aclarar que en los alimentos hay ácidos perjudiciales y beneficiosos. Estos ácidos beneficiosos cuando se digieren y metabolizan tienen un efecto alcalinizante para la sangre.
Ejemplos de ácidos beneficiosos son los cítricos (limones y naranjas), málicos (uvas y manzanas), tartáricos (uvas), fumáricos (hongos), etc.
Ejemplos de ácidos no tan beneficiosos son oxálico (acelgas, espinacas, cacao y remolacha), el benzoico (ciruelas), el tánico (café, té negro, vino tinto y fruta verde o poco madura).
Ejemplos de ácidos perjudiciales son el úrico (ver contenido ácido úrico alimentos), el láctico y el butírico. Contenidos en carnes, pescados, huevos, lácteos y cereales.

Por tanto, la clave para una alimentación sana es un equilibrio entre alimentos ácidos y alcalinos que nos permita tener la sangre ligeramente alcalina. Para esto, han de ser más abundantes en nuestra dieta los alimentos alcalinos.
No se trata tampoco de comer solo alimentos alcalinos, tiene que haber un equilibrio. Algunos recomiendan una proporción de 70% de alcalinos y 30% de ácidos, otros 60% - 40%.

Podríamos decir, en líneas generales, que los alimentos alcalinos son la frutas y verduras y los ácidos los cereales, carnes, pescados, huevos y lácteos. Pero dentro de estos los hay más o menos alcalinos y más o menos ácidos. Los divido en 6 grupos:

  • Alimentos muy alcalinos: 
    • Espinacas crudas, endibias, calabaza, pepino, diente de leon, todas las semillas germinadas, alfalfa, zumo de limón, higos secos y pasas.
  • Alimentos alcalinos: 
    • Frutas: Uvas, peras, manzanas, kiwis, dátiles, papaya, aguacate y tomate. 
    • Hortalizas: Col, alfalfa, lechuga, zanahorias, remolacha, pepinillo, ajo, jengibre, orégano y espinacas.
    • Legumbres: soja y habas.
    • Bicarbonato de sodio.
  • Alimentos poco alcalinos:
    • Frutas: Coco, naranja, piña, melocotón, mango, fresas, papaya, sandía, limón, lima, higos.
    • Hortalizas: Calabazas, espárragos, cebollas, guisantes, coliflor, nabo, patatas, aceitunas, ginseng, rábano, canónigos, puerros, berzas y algas de mar.
    • Legumbres y cereales: lentejas, quinoa, maiz, trigo crudo, trigo sarraceno (alforfón), kamut, harina de soja, tofu.
    • Grasas: Aceite de oliva, aceite de sésamo, aceite de lino, aceite de canola, aceite de coco y mantequilla.
    • Miel, polen de abejas y jalea real.
    • Frutos secos y semillas: Almendras, semillas de comino, hinojo y sésamo
    • Bebidas: Té verde y té de jengibre.
  • Alimentos poco ácidos: 
    • Frutas: Moras, bayas de goji, fresas, grosellas, arándanos, melón y sandía, ciruelas y albaricoques.
    • Hortalizas: Batata y en general todas las hortalizas cocidas.
    • Legumbres y cereales: Habas rojas, trigo integral, arroz integral, avena, centeno, cuscús y humus.
    • Grasas: Aceite de girasol, aceite de maíz, margarina
    • Frutos secos y semillas: Avellanas, nueces de brasil, nueces de macadamia, nueces. Semillas de cebada, calabaza, lino, girasol
    • Lácteos: Leche no pasteurizada, yogur natural, crema y helado.
    • Carnes y pescados: Aves de corral, hígado de pescado, vísceras de pescado y ostras.
    • Bebidas: Chocolate, zumos de frutas y agua de manantial.
  • Alimentos ácidos:
    • Frutas: Fruta en almíbar, mandarina, piña y granada.
    • Hortalizas:Hortalizas en conserva y congeladas. Setas
    • Legumbres y cereales: Habas negras, arroz blanco y derivados del trigo (pasta). Cereales de "desayuno" (Kellog´s, etc..)
    • Frutos secos y semillas: Pistachos y cacahuetes. Semillas de trigo.
    • Lácteos: Leche pasteurizada, yogur azucarado y quesos en general.
    • Carnes y pescados: Pollo, pato, y pescado en general (de mar y río).
    • Bebidas: Vino y refrescos con gas.
    • Huevos.
    • Azúcar, vinagre, mostaza, ketchup, mermeladas, chocolate con leche etc...
  • Alimentos muy ácidos:
    • Hortalizas: Hortalizas en escabeche (pepinillos por ejemplo).
    • Carnes y pescados: Carne en general (cerdo, ternera, pavo, cordero, etc..). Sardinas y atún en lata. Marisco.
    • Bebidas: Cerveza, café, licores, té negro.
    • Azúcar, vinagre, mostaza, ketchup, endulzantes artificiales, mermeladas, etc...

La lista le he elaborado entre este post de Reconectando y una lista de alimentos ácidos y alcalinos que podéis solicitar en MuyBio. Hay muchas más tablas (todas coinciden salvo pequeñas diferencias), como la de Par Biomagnetico Granda o la de El nuevo despertar que incluso asigna a cada alimento un valor de acidez o alcalinidad.

En mi tabla es posible que algún alimento que incluyo en poco ácidos, otro autor lo considere como poco alcalino. De todas formas, los alimentos de estas dos listas son más que recomendables (con moderación los poco ácidos).

Observando los alimentos que pertenecen a cada grupo, se podría decir de forma general que cuanto más proteico sea un alimento, más ácido es. También, cuanto más alto sea su contenido en hidratos de carbono, más ácido es.
En cambio, cuanto mayor sea su contenido en agua, mayor es su alcalinidad.
Esto puede servir para intuir un poco si un alimento es ácido o alcalino.

Gracias al equilibrio-ácido alcalino de los alimentos podeis saber lo "buena" o "mala" que es una dieta en función del tipo de alimentos que recomiende en mayor cantidad.
Por ejemplo, en la dieta vegetariana, considerada sana por la mayoría, predominan alimentos alcalinos (frutas y verduras). Claro que si abusamos de los cereales (ligeramente ácidos) la dieta se volvería insana por muy vegetariana que sea.


Entradas relacionadas:
Paleodieta: Como debe alimentarse el ser humano
La trofología: Como combinar los alimentos
Los números de los huevos
Los números E en los alimentos

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me pareció equilibrado y fundamentalmente "posible" y no "fanático obsesivo" como otros.

Pablo Franco dijo...

Muchas gracias anónimo. Es algo que intento evitar en todos mis posts sobre alimentación, el fanatismo.
Porque nadie tiene la razón absoluta y lo que a uno le sienta bien a otro le puede sentar mal. Es bueno informarse, sí, pero lo mejor es la propia experiencia.

Saludos.

Anónimo dijo...

Hola! me gustaría saber si sabes si hay algún libro de recetas de agún chef que tenga en cuenta la tropología, ya que hacerse los menús me parece un poco complicado.
Voy a intentar probar esto un tiempo para paliar mis dolencias y ya comentaré los resultados.
Gracias por compartir la info y dejar escribir comentarios.
¡Un saludo!

Pablo Franco dijo...

Hola anónimo 3.

Los libros que he leído que incluyen recetas teniendo en cuenta la trofología son "La Antidieta" y "La combinación de los alimentos" de Helbert Shelton.
De todas formas casi cualquier receta vegetariana o vegana respetará las combinaciones y será un menú altamente alcalino.

Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada